Energía geotérmica

La energía de la Tierra

La Energía Geotérmica puede utilizarse allí donde haya terreno disponible o disponibilidad de hacer pozos de un diámetro mínimo de 160mm. La Energía Geotérmica permite climatizar los edificios sin soporte de otras energías, y por lo tanto, eliminar las calefacciones que funcionen con combustibles fósiles.

Se puede utilizar en:

  • Viviendas
  • Instalaciones deportivas
  • Piscinas climatizadas
  • Industrias y procesos industriales
  • Hoteles, restaurantes, campings, etc.
  • Edificios públicos o colectivos
  • Sector agrícola
  • Otras actividades que necesiten climatización o una fuente de calor o frío.

Se puede conectar a:

  • Suelo radiante
  • Radiadores
  • Convectores de aire (fan-coils)
  • Aerómetros y unidades de tratamiento
  • de aire
  • Equipos de producción de ACS
  • Deshumectadoras
  • Kits para calentamiento de piscinas
  • Otras aplicaciones que funcionen con agua caliente.

Los sistemas geotérmicos Saleplas ofrecen las siguientes ventajas:

  • Economía: Ahorro energético de más del 75% respecto al fuel, gasoil, gas natural, propano, etc., porque la energía del subsuelo es gratuita.
  • Estética: Ausencia de elementos en tejados y fachadas.
  • Eficacia: Funcionamiento los 365 días del año, día y noche, incluso con mal tiempo.
  • Ecología: No utiliza ningún combustible fósil. Respeto por el medio ambiente (no emite ningún agente contaminante a la atmósfera, no produce ni humo ni partículas).
  • Comodidad: Funcionamiento silencioso.
  • Fácil de instalar: Tanto en rehabilitación como en obra nueva la instalación es sencilla.
  • Larga durabilidad: Máximo confort con mínimo mantenimiento.

La Tierra es una gran masa sólida que almacena la energía proveniente de su interior. La corteza terrestre también recibe diariamente por la acción del sol, junto con los agentes atmosféricos como la lluvia y el viento, una gran cantidad de calor que se almacena en el subsuelo.

A niveles poco profundos se producen las condiciones óptimas para captar la energía retenida para transformarla en calor o frío según las necesidades de cada vivienda o instalación. Esto es lo que hace Saleplas: aprovechar la energía que tenemos a pocos metros hacia el interior de la tierra. Una energía renovable y limpia que se encuentra disponible casi en cualquier sitio.

La tecnología Saleplas permite obtener un beneficio econó­mico gracias a que el 75% de la energía es gratuita (es la que proviene del suelo), el retorno de la inversión es rápido y el mantenimiento mínimo.

Por otro lado, es una energía renovable reconocida que permite la compatibilidad con otros sistemas como las placas solares que requiere la normativa actual para edificios nuevos.

 

Los productos y sistemas Saleplas®, se destacan en diversas regiones del mundo por su calidad y tecnología.